La pintura y el arte en Mesopotamia

El antiguo arte de Mesopotamia incorpora el arte de Sumeria, Akkad, Babilonia y Asiria, hasta el siglo VI a.C., cuando Babilonia cayó ante los persas.

Conocida a menudo como «la cuna de la civilización«, Mesopotamia era una antigua y considerable tierra que ocupaba el área del sistema fluvial del Tigris y el Éufrates, que corresponde aproximadamente al actual Iraq, el suroeste de Irán, el sureste de Turquía y el noreste de Siria.

Contempló el nacimiento de una serie de avances culturales tempranos, incluyendo el primer sistema de escritura.

Mapa de Mesopotamia
– Mapa de los distintos Imperios surgidos en Mesopotamia –

El aumento de la prosperidad y la seguridad condujo a formalidades religiosas de culto (en los templos) y entierro (tumbas megalíticas).

También dio lugar a una importante serie de contribuciones a la historia del arte, especialmente en la cerámica, la escultura y la metalurgia antiguas.

La Escultura Mesopotámica (c.3000-500 a.C.) incluyó una gran cantidad de arte cerámico, variedades de escultura en piedra en forma de estatuas y relieves, estelas, mosaicos, sellos de cilindros tallados y arquitectura monumental ejemplificada por los Zigurats construidos en Ur, Babilonia, Uruk, Sialk, Nimrud y otros lugares (3200-500 a.C.)

No podemos olvidar los legendarios Jardines Colgantes de Babilonia, construidos en la antigua ciudad-Estado de Babilonia, por el Rey Nabucodonosor II.

En lo que respecta a la pintura en Mesopotamia, debemos decir que no se ha conservado practicamente nada.

Los mesopotámicos edificaron sobre todo con arcilla. Debido a que ésta se ablanda por la lluvia, sus edificios no resistieron el paso de los siglos y se desmoronaron hasta convertirse en polvo, destruyendo cualquier pintura mural que pudiera haber existido.

Lo poco que se ha conservado son las cerámicas decoradas (cerámica pintada y cocida) y los mosaicos de colores. Y, aunque éstos últimos no deben ser considerados como pintura, con frecuencia influyen en las formas de la pintura.

Breve historia de mesopotamia

La primera civilización conocida de Mesopotamia creció alrededor de Súmer, en el sur del actual Irak, aproximadamente en el 5.000 a. C.

Crecieron una serie de culturas que se distinguieron fundamentalmente por su cerámica pintada: Figuras de arcilla y alabastro veteado, amuletos y sellos que se hicieron cada vez más sofisticados.

Así como por su elaborada arquitectura: Existen estructuras redondas en Arpachiyah y casas en forma de T en Tel as-Sawwan.

Pintura en mesopotamia
– Representación de la Ciudad de Babilonia –

En Eridu, los arqueólogos excavaron una secuencia de santuarios que incluían desde una antigua choza de ladrillos de barro hasta un elaborado edificio elevado con paredes reforzadas.

Estos contrafuertes eran decorativos y estructurales y se convirtieron en una característica de la arquitectura sumeria.

La cuna de la civilización occidental

Hacia el final del cuarto milenio se produjeron una serie de innovaciones culturales. Apareció la cerámica de torno y la arquitectura monumental, caracterizada en Uruk, por enormes santuarios con planos complejos y paredes con nichos vistosamente elaboradas.

También eran frecuentes el uso de columnas adosadas o independientes, tachonadas con un mosaico de conos de arcilla coloreados con motivos geométricos.

En Uqair todo el templo estaba adornado con pintura mural. Los sellos de los cilindros fueron tallados con diseños que constituyen la principal fuente para la iconografía de las diferentes épocas.

Además, sabemos que el primer uso del cobre ocurrió en Sumeria, hace ya 5.000 años, al igual que la primera evidencia de sistemas de escritura con jeroglíficos (en el 3.400 a.C.), el primer transporte sobre ruedas (en el 3.200 a.C.) y la primera escritura cuneiforme.

escritura sumeria
– Ejemplo de escritura cuneiforme Sumeria –

Todos estos desarrollos culturales son claros indicios de una sociedad alfabetizada y organizada.

En el año 3.000 a.C., como resultado de estas innovaciones, encontramos un extenso desarrollo urbano y la creación de al menos 12 ciudades-estado, cada una gobernada por un rey. Entre ellas estaban: Kish, Ur, Erech, Akshak, Sippar, Nippur, Adab, Umma, Larak, Bad-tibira, Lagash y Larsa.

La creciente rivalidad entre estos estados los hizo vulnerables a los invasores, como los Elamitas (2530-2450 a.C.), y los Acadios (2334-2154 a.C.)

Después de la caída del Imperio Acadio, alrededor del 2154 a.C., los estragos de los Gutu, y el resurgimiento de la cultura Sumeria bajo el liderazgo de Ur, Mesopotamia se separó en dos naciones: Asiria al norte, y Babilonia al sur.

Alrededor del 934 a.C. los asirios conquistaron Babilonia, y en la época de Tiglat-Pileser III, eran la nación más poderosa de la tierra, controlando Babilonia, Egipto, Asia Menor, el Cáucaso, el norte de África y la cuenca del Mediterráneo oriental.

Este Imperio Neoasirio, fue finalmente derribado en la Caída de Nínive, en el 612 a.C., por una alianza de babilonios, escitas, medos y partos entre otros.

Después de la caída de Babilonia en el 539 a.C., Mesopotamia se convirtió en una provincia del Imperio Persa.

El arte Mesopotámico

Período temprano (4500 al 3000 a.C.)

Durante el periodo temprano, el medio principal del arte neolítico en Mesopotomia era la cerámica. Ésta era de una calidad muy superior a cualquier tipo de cerámica griega producida hasta ese momento.

Los mejores ejemplos presentaban diseños geométricos o motivos de plantas y animales. además, varios artefactos y obras de arte comenzaron a ser adornados con metales preciosos.

Alrededor del año 3200 a.C. en Babilonia, ocurrió el primer caso conocido de arte de las uñas, cuando los hombres se coloreaban las uñas con kohl, un antiguo cosmético que contenía sulfuro de plomo.

cerámica obeid
– Pieza de cerámica del periodo de «El Obeid» primer estadio de la civilización Sumeria –

Tercer Milenio (3,000 al 2,000 a.C.)

Durante el tercer milenio, aparecieron esculturas independientes, en piedra y madera, junto con estatuillas de bronce antiguas, joyas personales primitivas y diseños decorativos en una variedad de artefactos.

Un grupo de santuarios, excavados en el valle de Diyala, contenían ejemplos de esculturas y evidencias de técnicas avanzadas de fundición de cobre y bronce, algunas de las cuales fueron realizadas mediante el complicado proceso «cire-perdue».

También se conserva la decoración en alto relieve de cobre de la fachada del templo de Al’Ubaid.

En Ur, la alta sociedad era enterrada en tumbas abovedadas, con materiales preciosos como oro, plata, lapislázuli, caliza de colores y objetos de concha, joyas, tableros de juego, arpas, armas y sellos de cilindros.

Ram In The Thicket
– Ram in a Thicket «carnero sobre matorral» (2650-2550 a.C.) –

El exquisito Ram in a Thicket excavado en el Gran Pozo de la Muerte, en Ur, es una de las composiciones más fascinantes de la historia de la escultura.

Los relieves o estelas de arcilla, utilizados por las clases cultas para narrar historias, se convirtieron en otra forma de arte popular, al igual que las estatuas cilíndricas o cúbicas.

Durante este rico período dinástico inicial, Mesopotamia estuvo unida bajo los reyes semitas de la dinastía de Akkad. Su arte quedó ilustrado por interesantes relieves, finas figuras fragmentarias de tamaño natural en piedra y cobre, y algunos de los sellos de cilindro más hermosos jamás cortados. Obras que indican la presencia de los mejores escultores y metalúrgicos de la región.

Aunque muchos de los templos de Ur no se han conservado, si que han sobrevivido numerosas estatuillas del emperador Gudea de Lagash (Emperador Gudea con un jarrón 2150 a.C. Museo del Louvre, París).

Muchos de los edificios construidos por los gobernantes de la tercera dinastía de Ur han sido excavados, y el primer zigurat verdadero o pirámide escalonada data de este período.

Segundo Milenio (2000-1000 a.C.)

La tercera dinastía de Ur cayó en 2003 a.C. ante los amorreos, que se mudaron desde el desierto y establecieron una serie de dinastías semíticas. Hacia 1750 a.C. el norte de Mesopotamia estaba bajo la influencia de Asiria, mientras que el sur estaba controlado por Babilonia.

Los kassites de Irán fueron ganando influencia en el sur, pero mantuvieron las formas arquitectónicas tradicionales, aunque algunas pinturas de Aqar Quf y una fachada de ladrillo decorada con figuras de tamaño natural en Uruk, muestran cierta originalidad.

La gran innovación del siglo XV a.C. fue el uso del vidrio y el acristalamiento; se han conservado varios ejemplos de vidrio opaco multicolor de Tell el-Rimah y de ladrillos esmaltados de la región de Asiria Central.

Este fue el período durante el cual los asirios consolidaron su reino y desarrollaron su escultura de piedra, como lo demuestran las estatuas monumentales y los relieves que decoraban los palacios de los reyes asirios.

BAJORRELIEVE DE ASSURBANIPAL CAZANDO LEONES
– Bajorrelieve de Assubarnipal cazando Leones –

Particularmente memorable, fue su escultura en relieve en piedra tallada, un elemento decorativo frecuente en los monumentos y palacios imperiales.

Estos relieves contenían detalles de partidas reales de caza y escenas de batallas. Se presta especial atención a las formas animales, como los caballos y los leones. En comparación, las figuras humanas son igualmente detalladas, pero relativamente rígidas y de aspecto de madera.

Entre los ejemplos más famosos del arte asirio se encuentran las tallas de alabastro de la caza del león, que representan Assurnasirpal II (siglo IX a.C.) y Assurbanipal (siglo VII a.C.), actualmente en el Museo Británico.

Sin duda, podemos afirmar que la talla mesopotámica de este período ha influido en la escultura egipcia, así como en el arte persa antiguo, así como en las diversas corrientes del arte egeo (incluyendo el arte minoico de Creta y el arte micénico del Peloponeso), así como el arte etrusco temprano (Italia) y otras culturas mediterráneas orientales de la Edad de Bronce.

El Imperio Asirio y la Caída de Babilonia (934-539 a.C.)

Los asirios surgieron en el siglo X a.C. como la fuerza dominante en el Cercano Oriente. Construyeron enormes palacios, templos y zigurats en Nínive, Nimrud, Khorsabad, que estaban custodiados por leones de piedra, toros alados o genios.

Grabaron sus campañas y hazañas en largas inscripciones, en bajorrelieves detallados sobre losas de piedra caliza, en repousse sobre puertas de bronce, en paneles de ladrillo vidriado y en pintura al fresco.

El botín que trajeron de vuelta incluía muchos tipos diferentes de arte, incluyendo numerosos cuencos de bronce, accesorios de muebles y placas de marfil talladas en varios estilos, que son técnicamente magníficas y a menudo muy hermosos.

Pasó algún tiempo antes de que las fortunas de Babilonia revivieran, pero bajo los reyes caldeos de finales del siglo VII y VI a.C. la ciudad estaba adornada con templos y palacios, incluyendo los famosos Jardines Colgantes de Nabucodonosor, cuyas excavaciones han revelado haber sido construidos sobre una serie de cámaras abovedadas de diferentes alturas.

Puerta de Ishtar
– Puerta de Ishtar de Babilonia en el museo de Pérgamo, Berlin –

La Puerta de Ishtar y un camino procesional que salía de ella estaban decorados con toros, dragones y leones en bajo relieve sobre ladrillos vidriados.

Los persas, bajo el mando de Ciro el Grande, pusieron fin a esta dinastía babilónica en el año 539 a.C. tras lo que Mesopotamia fue gobernada por una serie de dinastías extranjeras (aqueménidas, seléucidas, partos y sasánidas) que desde los seléucidas en adelante, establecieron su capital en Babilonia.

En poco más de un siglo, el arte sumerio, acadio, babilónico y asirio se olvidaría, a medida que el mundo experimentara la escultura griega, ejemplificada por las esculturas y relieves arquitectónicos, así como los murales y las sublimes estatuas de la escultura griega clásica.

Colecciones de arte Mesopotámico

Las obras de arte de las antiguas culturas de Sumeria, el Imperio Akkadiano, Asiria, Babilonia y el Imperio Neoasirio, se pueden encontrar en las colecciones permanentes de varios de los mejores museos de arte de la Antigüedad del mundo.

Entre los ejemplos más famosos de arte producido en Mesopotamia podemos incluir:

  • Cabeza de un León Rugiente (800-700 a.C., Museo Metropolitano de Arte, Nueva York)
  • El Obelisco Negro de Salmanasar III (860-825 a.C., Museo Británico)
  • La estatua de piedra caliza Toro Alado (c.720 a.C., Louvre, París) que vigilaba las puertas del Palacio Khorsabad de Sargón II
  • El Toro de la Puerta de Ishtar de Babilonia (605-560 a.C., Museo de Pérgamo, Berlín)
  • Placa de Samarra (5000 a.C.) Museo Vorderasiatisches, Berlín.
  • Platos Halaf (4900, Período Halaf) Museo Británico.
  • Sialk Storage Jar (3500, Sialk III Periodo) Metropolitan Museum of Art, NY.
  • Sacerdote Rey, estatuilla de piedra caliza (3300, periodo Uruk) Louvre, París.
  • Jarrón Warka en alabastro (3200, periodo Uruk) Museo de Iraq, Bagdad.
  • Toro arrodillado, figurita de plata (3000, Período Proto-Elamita) Met Museum, NY.
  • Leona, figurita de piedra caliza (2900, Periodo Proto-Elamite) Museo de Brooklyn.
  • Estatuas votivas sumerias, yeso/piedra caliza (2600) Museo de Iraq, Bagdad.
  • Imdugud Entre dos ciervos, relieve de cobre (2500) Museo Británico.
  • Estándar de Ur, piedra caliza, mosaico de lapislázuli (2500) Museo Británico.
  • Rey de Akkad, cabeza de cobre (2250, Imperio Akkadiano) Museo de Iraq, Bagdad.
  • Estela de Naram-Sin, relieve en piedra caliza (2230, Imperio Akkadiano) Louvre, París.
  • Gudea de Lagash, busto de diorita (2075, período neosumeriano) Louvre, París.
  • Cuenco Ibex, bronce, oro, lapislázuli (1970, dinastía Simashki) Louvre, París.
  • Reina de la Noche, escultura de terracota (1775, periodo babilónico) BM.
  • Rey Asirio y Asistentes, azulejos policromados (870, Imperio Asirio) BM.
  • León Devorando a un Niño, relieve de marfil (800, estilo fenicio) Museo Británico.
  • Nimrud Bronze & Silver Bowl (800, Ashurnasirpal II Periodo) British Museum.
  • León moribundo, relieve de alabastro (635, Imperio Neoasirio) Museo Británico.
  • Lion Relief from The Processional Way, Babilonia (585) Louvre, París.

Además, los arqueólogos han descubierto obras maestras de la talla en marfil, junto con excepcionales vasijas de bronce decoradas en estilo asirio, que fueron creadas por artesanos fenicios y arameos.

La arquitectura Mesopotámica

Aunque las tierras cultivables se extendieron por medio de la irrigación, los recursos naturales y minerales del país eran escasos.

Había algunos afloramientos rocosos en el norte, pero la piedra tuvo que ser importada en el sur; la madera de palma datilera era fibrosa con usos limitados. Debido a esta escasez de materiales, el ladrillo de barro, las esteras de caña de las marismas y el betún de Hit fueron los principales materiales de construcción.

Los ladrillos se secaban generalmente al sol, por lo que se necesitaban enlucidos anuales. Si se abandonaba una casa, las vigas de madera y los dinteles se retiraban primero, tras lo cual se convertía rápidamente en una ruina en la que se excavaban los cimientos de la siguiente casa.

Durante un período de tiempo, los escombros acumulados de un asentamiento a menudo formaron un considerable montículo o «tel», una característica distintiva de la arqueología de Oriente Medio que resulta del uso de ladrillos de barro en lugar de piedra.

Los restos arquitectónicos más importantes que se conservan de Mesopotamia son, en un orden cronológico aproximado:

  1. Los complejos de templos de Uruk (4º milenio a.C.)
  2. Los templos y palacios de Khafajah y Tell Asmar en el valle del río Diyala, que datan del período Dinástico Temprano
  3. El Santuario de Enlil en Nippur, y el Santuario de Nanna en Ur
  4. Las ciudades de la Edad Media de Bronce de Alalakh, Aleppo, Ebla, Mari, y Kultepe
  5. Los palacios de la Edad de Bronce Tardía en Ashur, Bogazkoy, Nuzi y Ugarit
  6. Los palacios de la Edad de Hierro y los templos de Nimrud, Khorsabad, Nínive (Asiria), Babilonia (Babilonia), Tushpa/Van Kalesi, Cavustepe, Ayanis, Armavir, Erebuni, Bastam (Urartiano), Karkamis, Tell Halaf y Karatepe.

Las obras de arquitectura en Mesopotamia más famosas

  • Templo Blanco en Uruk, Irak (3200-3000 AEC)
  • Ziggurat en Sialk, Irán (2900 a.C.)
  • Ziggurat en Ur (2113-2096 a.C.)
  • Zigurat de Agargouf, Irak (alrededor del 1500 a.C.)
  • Ciudad Asiria de Ashur, Irak (1400-900 a.C.)
  • Choqa Zanbil Ziggurat, Susa (1250 a.C.)
  • Palacio de Ashur-Nasir-Pal II en Nimrud, Irak (879 a.C.)
  • Puerta Nergal de Nínive (700 a.C.)
  • Etemenanki Ziggurat en Babilonia (605-562 AEC)
  • Puerta de Ishtar, Babilonia (600 a.C.)
  • Tumba de Ciro el Grande, Pasargadae (530 a.C.)

Deja un comentario