Retrato

En bellas artes, un retrato puede ser una escultura, pintura, una forma de fotografía o cualquier otra representación de una persona, en la que el rostro es el tema principal.

El arte del retrato incluye cuadros de personas, deidades o figuras mitológicas en forma humana. Los retratos tradicionales de tipo caballete se ejecutaban de acuerdo a ciertas convenciones, en cuanto a la vestimenta, la posición de las manos y otros detalles como la importancia social y poder del retratado.

Existen diferentes variedades de retratos, incluyendo: el retrato tradicional de un sólo individuo, el retrato de grupo, o el autorretrato. En la mayoría de los casos, la imagen se compone especialmente para representar el carácter y los atributos únicos del sujeto o sujetos.

Características principales en la pintura de retrato

El arte del retrato reflejaba el estilo de pintura predominante dentro de los géneros menores. En los primeros tiempos de Egipto, los retratos pintados y las esculturas en relieve sólo mostraban a los modelos de perfil.

Un retrato pintado en la época barroca era más exuberante que los dignos cuadros neoclásicos, pero tampoco era tan detallista como los de los pintores realistas.

Del mismo modo, el retrato romántico era más animado que el impresionista, mientras que el expresionista de principios del siglo XX es típicamente el más chillón y colorido de todas las épocas.

Una vez dicho esto, en términos sencillos, podemos detectar dos estilos o enfoques básicos en la pintura de retratos: el «Gran Estilo» en el que el sujeto se representa de una forma más idealizada o «más grande que la vida», y el estilo realista y prosaico en el que el sujeto se representa de una manera más natural y realista.

Tipos de retratos

Retrato religioso

A lo largo de la historia del arte occidental, los retratistas han sido contratados por numerosas razones.

En el arte antiguo, en la antigua Grecia, Egipto y Roma (así como en las culturas micénica, minoica y otras culturas mediterráneas), los pintores y escultores se utilizaban para retratar una amplia gama de dioses y diosas.

Entre los ejemplos de retratos de esta época podemos incluir:

  • Afrodita (del 350 a.C.) de Praxiteles.
  • La Venus de Milo (del 100 a.C.).
  • El Friso de Pérgamo (del180 a.C.)
  • Bustos de Zeus, Pan, Eros y otros.

El Renacimiento mantuvo este tipo de arte religioso a través de sus frescos murales del cristianismo, con los Profetas, Jesucristo, la Virgen María y los Apóstoles. La última cena de Leonardo Da Vinci, el fresco del Génesis de Miguel Ángel y el fresco del último juicio, situado en el techo y las paredes de la Capilla Sixtina de Roma, contienen algunos de los mayores retratos religiosos jamás creados.

Como otros retratos religiosos y mitológicos notables del Renacimiento podemos enumerar:

  • Los retratos de Adán y Eva de Jan van Eyck en su obra maestra El altar de Gante (1425-1432).
  • Lamentación sobre el Cristo muerto (1490) de Andrea Mantegna.
  • Santa Ana, La Virgen y el niño (1502) de Leonardo Da Vinci.
  • La Virgen Sixtina (1514) de Rafael.
  • La Venus de Urbino (1538) de Tiziano.
retrato santa ana
– Santa Ana, La Virgen y el niño – Leonardo Da Vinci (1502)

Aunque muchas de estas obras no se limitan a una sola cara o figura, y algunas son visibles sólo a distancia, su objetivo era ilustrar el cristianismo en forma personal, y por lo tanto deben ser consideradas como parte del género del retrato.

También hay que tener en cuenta que el Renacimiento dio la mayor importancia a la pintura que retrataba una narrativa o un mensaje. Así, los artistas incluían típicamente sus «retratos» dentro de grandes escenas narrativas.

Retrato Histórico

Los retratistas también representaban figuras humanas históricas veneradas. Por ejemplo, todos los emperadores romanos (Julio César, Augusto, Marco Aurelio) fueron retratados en diferentes formas de arte público, como estatuas, bustos y frisos, con el fin de glorificar el Imperio Romano.

Los faraones egipcios también fueron ampliamente retratados en varios medios, como bustos de retratos y tallas y murales en las tumbas.

Más tarde, los Papas, Reyes y Presidentes también fueron conmemorados en retratos, un proceso que floreció desde el Alto Renacimiento en adelante.

Entre algunos de lso ejemplos podemos incluir las pinturas:

  • Dux Leonardo Loredan (1502) de Giovanni Bellini.
  • Papa León X con Cardenales (1518) de Rafael.
  • Sir Thomas More (1527), Thomas Cromwell (1534) y Henry VIII (1536) de Hans Holbein.
  • El emperador Rodolfo II como Vertumnus (1591) de Giuseppe Arcimboldo.
  • El rey Carlos I de Inglaterra fuera de caza (1635) de Anthony Van Dyck.
  • Retrato del Papa Inocencio X (1650) y, el complejo, Las Meninas (1656) de Diego Velázquez.
  • El Suicidio de Lucrecia de Rembrandt.
  • George Washington (1796) de Gilbert Stewart.
  • Napoleón cruzando los Alpes (1801) de Jacques-Louis David.
  • Wellington (1816) de Francisco Goya.
  • Theodore Roosevelt (1903) de John Singer Sargent.
  • American Gothic (1930) de Grant Wood.
  • El estudio de Velázquez después del Papa Inocencio X (1951) de Francis Bacon.
  • Otro tipo de retrato histórico, el «retrato político», es ejemplificado por Weeping Woman (1937), el símbolo universal del sufrimiento femenino.

Retratos de celebridades

Los famosos siempre han sido un tema (u objetivo) muy buscado por los artistas profesionales, desde el Renacimiento hasta el Pop-Art.

Algunos ejemplos de retratistas y sus fotos de celebridades incluyen:

retrato tolstoy
– Retrato de León Tolstoi – Ilya Repin (1887)
  • Retrato de Arnolfini (1434) de Jan van Eyck.
  • Díptico con los retratos de Lutero y su esposa Katherina von Bora (1529) de Lucas Cranach el Viejo.
  • Las tres hijas más jóvenes de Jorge III (1785) de John Singleton Copley.
  • Goethe en la Campagna (1787) de Johann Heinrich Wilhelm Tisschbein.
  • Mozart en el Pianoforte (1789) de Joseph Lange.
  • Sir Walter Scott (1823) de Sir Henry Raeburn.
  • Retrato de León Tolstoi (1887) de Ilya Repin.
  • Retrato de Pablo Picasso (1912) de Juan Gris.
  • Retrato de Somerset Maugham (1949) de Graham Sutherland.
  • Marilyn Monroe (1954) de Willem De Kooning.
  • Ocho elfos (1963) de Andy Warhol.

Retratos al desnudo

Desde la Antigüedad clásica, pasando por el Renacimiento hasta el siglo XX, tanto el desnudo masculino como el femenino han aparecido en el retrato, en la pintura, la escultura y el grabado.

Siendo el Nacimiento de Venus de Botticelli (1485) uno de los retratos más grandes de este género. Otros famosos retratos al desnudo incluyen:

  • La Venus dormida (1510) de Giorgione.
  • La Venus de Urbino (1538) de Tiziano.
  • La Venus de Rokeby (1647) de Velázquez.
  • El bañista Valpincon (1808) y La Grand Odalisque (1814) de JAD Ingres.

Retratos de tocador

Los retratistas también fueron contratados por nobles menores, figuras culturales y hombres de negocios para crear una imagen halagadora de ellos que reflejara su posición en la sociedad.

Este tipo de arte de caballete floreció durante el Renacimiento del Alto Italiano, y en el Renacimiento del Norte entre las escuelas holandesa y flamenca, ya que los medios de arte portátiles como las pinturas de paneles y los lienzos comenzaron a sustituir a los frescos murales.

Entre sus ejemplos se incluyen:

  • Duque Federico da Montefeltro y su esposa Battista Sforza (1466) de Piero Della Francesca.
  • La familia y el tribunal de Ludovico II Gonzaga (1474) de Andrea Mantegna.
  • La Mona Lisa (1503) de Leonardo da Vinci.
  • Baldassare Castiglione (1515) de Rafael
  • Rolin, la Virgen del Canciller (1436) de Jan van Eyck.
  • Erasmo de Rotterdam (1523) de Holbein.
  • El Caballero Risueño (1624) de Frans Hals
  • Retrato de la Srta. Amelia Van Buren (1891) de Thomas Eakins
  • Retrato de la Srta. Dora Wheeler (1883) de William Merritt Chase.
-Mona_Lisa,_by_Leonardo_da_Vinci-
– La Mona Lisa – Leonardo da Vinci (1503)

Autorretratos

Los autorretratos de los artistas son un interesante subgrupo de retratos y a menudo pueden ser muy autorreveladores. Los de Rembrandt son particularmente famosos.

Un autorretrato no tiene que ser necesariamente realista, una representación abstracta o simbólica de sí mismo también puede ser clasificada como autorretrato.

Los pintores, a menudo incluían representaciones de sí mismos en retratos de grupos más grandes, o incluso en otros tipos de composicines (paisajes, obras narrativas o documentales).

  • Autorretrato como Ecce Homo (1500) de Alberto Durero.
  • Autoretrato escondido en Las Meninas (1656 – 1657) de Velázquez.
  • Autorretrato de Leonardo da Vinci (1512)
  • Autorretrato de Rembrandt Van Rijn (1659)
  • Autorretrato con la oreja vendada (1889) Vincent Van Gogh
  • Autorretrato de Pablo Picasso (1901)

¿Quiénes han sido los principales exponentes del arte del retrato?

Entre los grandes exponentes del arte occidental del retrato se encuentran los antiguos maestros del Renacimiento, como los florentinos Leonardo da Vinci (1452-1519), Miguel Ángel (1475-1564) y Bronzino (1503-72), el toscano Rafael (1483-1520) y el veneciano Tiziano (1487-1576).

Al norte de los Alpes destacan, Jan van Eyck (1390-1441), fundador de la pintura flamenca de Brujas, y los retratistas alemanes Lucas Cranach el Viejo (1472-1553) y Hans Holbein el Joven (1497-1543).

Entre sus exponentes posteriores se encuentran el inmortal holandés Rembrandt (1606-69),el pintor barroco Anthony Van Dyck (1599-1641), el pintor de la corte española Velázquez (1599-1660) y el inglés Thomas Gainsborough (1727-88).

El retrato moderno es ejemplificado por Theodore Gericault, Edouard Manet; Paul Cezanne, Vincent Van Gogh, John Singer Sargent, Paul Gaugin, Pablo Picasso, William Orpen, Amedeo Modigliani, Otto Dix, Graham Sutherland, Lucien Freud, Chuck Close y Frank Auerbach.

La mayor colección de retratos se puede ver en la National Portrait Gallery (Londres), que cuenta con unos 200.000 ejemplares.

Deja un comentario