Fritz Von Udhe

Fritz Von Udhe, nacido como Friedrich Hermann Carl Udhe, fue un pintor alemán que actualmente es reconocido como uno de los representantes más importantes del Impresionismo y el Realismo, a través de sus obras religiosas y costumbristas.

A pesar de no haber recibido el crédito en su tiempo, expertos coinciden que Von Udhe es uno de una de las figuras más importantes del arte germano del siglo XX. ¿La razón? Sus obras lograron reflejar sentimientos conmovedores y vívidos sobre lo cotidiano y lo sacro.

Biografía

Fritz Von Udhe, nació como Friedrich Hermann Carl Udhe, el 22 de mayo de 1848 en Wolkenburg, Sajonia en el seno de una familia de clase media, pero con interés especial en las artes. De hecho, su padre trabajaba como pintor medio tiempo, y su madre era directora de The Royal Museums en la localidad de Dresde.

A temprana edad, demostró una clara inclinación hacia la pintura, al punto de ser admitido en la Academia de Bellas Artes de Dresde, aunque decidió dejar los estudios para dedicarse a la formación militar. En 1867 hasta 1877, se convirtió en profesor de equitación y alcanzó el cargo de teniente en 1868.

El viaje de Von Udhe por el mundo de arte es interesante, puesto que varios acontecimientos en su vida terminaron por influir su estilo. Es por ello que podemos resaltar algunos hechos más importantes, a continuación:

  • En 1876 decidió probar suerte y se postuló como alumno para el pintor historicista austríaco, Hans Makart, aunque este se negó.
  • Un año después, decide retirarse del mundo militar para dirigirse a Múnich para asistir a la Academia de Bellas Artes. A pesar de sus intenciones, no pudo lograr este objetivo. En este caso, cabe mencionar que el pintor también formó parte del movimiento Sezession, el cual sirvió para concentrar a aquellos artistas rechazados por las academias debido a sus propuestas plásticas.
  • Sin embargo, aquello no sería suficiente para menguar las intenciones de Fritz Von Udhe en el mundo artístico, por lo que decidió viajar a París para seguir con los estudios de los pintores holandeses. Estos, por cierto, fueron parte de su inspiración a lo largo de su vida, sobre todo en el uso del color y del claroscuro.
  • En 1880 se encontró bajo la tutela del pintor húngaro, Mihály Munkácsy. Trabajó para el artista durante una temporada, aunque su principal interés fue el profundizar el estudio de los modelos holandeses.
  • El Impresionismo, tal y como lo mencionamos anteriormente, fue una corriente de gran influencia, y comenzó a notarse en sus obras a partir de 1882. Esto, por cierto, representó un cambio drástico de estilo, puesto que sus pinturas dejaron esa estela sombría para dar paso a una variedad cromática propia de los pintores impresionistas franceses.
  • Paralelamente, también fue animado por el pintor alemán, Max Liebermann quien llegó a ser uno de los artistas más influyentes e importantes de la época. Gracias a Liebermann y Munckácsy, Von Udhe tuvo la oportunidad de participar en exposiciones hasta el 1900.
  • En 1890 se convirtió en profesor en la Academia de Bellas Artes de Múnich, aunque su trabajo no fuera lo suficientemente valorado por la crítica, los académicos e, incluso, el público en general. Se decía que sus obras eran “ordinarias, vulgares y feas”.
  • Se volvió menos activo a partir de 1900, pero sin dejar de pintar hasta sus últimos días. 11 años después, murió en Múnich.

Características de la obra de Fritz Von Udhe

Fritz Von Udhe desarrolló un estilo muy característico y personal que no fue aclamado en su momento, pero que más tarde recibiría el reconocimiento debido por el empleo de la técnica, los colores y los motivos reflejados en sus lienzos.

Para tener una idea más completa sobre sus trabajos, resaltemos algunas características fundamentales:

  1. Sus primeros trabajos destacaron por temáticas de índole bélico, pero poco después hubo mayor presencia de motivos religiosos. Esto se debió gracias a la fuerte influencia cristiana que ejerció su padre durante su vida.
  2. Algunos expertos consideran que su obra está entre dos corrientes principales: por las pinceladas y juego de colores -propios del Impresionismo-, y por los motivos sociales y cercanos a la vida misma, típicos del Realismo.
  3. Sus trabajos se concentraron en enfocar lo cotidiano de las familias, los campesinos y la gente de pueblo en general. También es común encontrar de manera frecuente a mujeres y hombres jóvenes, así como niños, paisajes naturales coloridos y todo tipo de entornos interiores o exteriores.
  4. Aunque las obras de Von Udhe no eran suficientemente apreciados en su momento, el artista era valorado por otros colegas que sí veían su calidad de trabajo.
  5. Si bien mencionamos la presencia de figuras religiosas, es importante mencionar que esto no fue bien recibido. ¿La razón? Se trató de una propuesta diferente a lo usualmente esperado por el público.

Obras más importantes

Algunas de las obras que podemos destacar de Fritz Von Udhe, son:

Decora tu hogar con una obra de Fritz Von Udhe

Dejad que los niños se acerquen a mí

Fritz von Uhde - Lasset die Kinderlein zu mir kommen, 1884
– Dejad que los niños se acerquen a mí – Fritz Von Udhe 1884
Fuente: Wikimedia.org [Public domain]

En esta obra, vemos a Jesús de Nazareth en un contexto humilde con niños alrededor, quienes, al parecer, escuchan atentos sus palabras. En esta imagen, se conjugan lo religioso con la vida cotidiana de los más humildes.

Ven Jesús, sé nuestro huésped

The Mealtime Prayer - Fritz von Uhde
– Ven Jesús, sé nuestro huésped – Fritz Von Udhe 1885
Fuente: Wikimedia.org, [Public domain]

Se representa un vínculo especial entre la intimidad de una familia a punto de comer y la presencia de un Jesús de Nazareth con postura a modo de bendición. Se junta entonces, de nuevo, lo sacro con lo cotidiano.

En la puerta del porche

Fritz v Uhde Lesendes Mädchen
– En la puerta del porche – Fritz Von Udhe 1902
Fuente: Wikimedia.org [Public domain]

Además de los motivos religiosos, Fritz Von Udhe también retrató escenarios cotidianos y tranquilos. Pero, esta pintura en particular, se notan las pinceladas que reflejan el juego de colores propias de la influencia del Impresionismo.

Deja un comentario