Jean Baptiste Siméon Chardin

Jean Baptiste Siméon Chardin pintaba escenas de la vida cotidiana y del día a día.

Considerado uno de los pintores más destacados en la pintura de género y naturaleza muerta.

Desarrollaba sus composiciones con temáticas más sencillas que hacían contraste con las escenas heroicas propias del rococó, una de sus principales corrientes contemporáneas.

  • Nombre: Jean Baptiste Siméon Chardin
  • Profesión: Pintor
  • Nacionalidad: Francesa
  • Fecha de nacimiento: 2 de noviembre de 1699, París, Francia
  • Fallecimiento: 6 de diciembre de 1779 (80) en París, Francia

Biografía

Nacido en Francia el 2 de noviembre de 1699, es considerado como uno de los artistas más importantes del siglo XVIII. Su padre se dedicaba a la ebanistería y creció formándose de manera autodidacta en el arte.

Fue admitido en la Real Academia de pintura en el año 1728 donde pintaba animales y frutas. En el año 1730 comenzó a elaborar obras en las que captaba el entorno de la vida cotidiana de la aristocracia parisina.

Chardin consiguió el apoyo por parte de la aristocracia y logró ser conocido y elogiado por la reproducción de numerosos grabados de su creación. Diderot lo apodó “el gran mago” y lo admiraba por el uso y aplicación de la luz.

Jean-Baptiste manejó con gran sutileza las técnicas pictóricas y plasmaba en sus obras texturas que aportaban realismo. Jugaba con la luz con gran majestuosidad, con finas pinceladas cargadas y destellos luminosos.

Jean Baptiste Chardin y el intimismo

Las obras de Chardin, lograban ofrecer un aire tranquilo lleno de humildad, gracias a la suavidad del tratamiento de cada objeto, personaje y escena que pintaba, alejándolo así de sus contemporáneos, quienes aportaban mayor superficialidad en el tratamiento y manejo de sus obras.

Al pasar los años, Jean-Baptiste sufrió gran rechazó por parte de la Academia, donde comenzó a prevalecer el contexto histórico antes que las pinturas de género que mostraban escenas de cotidianidad y una realidad más presente en el momento.

Una de sus obras mayormente conocidas es “La Bendición” pintura que refleja la cotidianidad que buscaba mostrar en sus lienzos. Es una obra que muestra, de manera casi instantánea, un acontecimiento diario de un hogar de Francia en el siglo XVIII.

Este cuadro fue pintado en óleo sobre lienzo en el año 1740. En ella, se representa el entorno de una casa humilde de Francia, en el siglo XVIII. Se puede observar una madre con sus hijos, quienes, antes de almorzar, primero bendicen la mesa.

Chardin siempre prefería plasmar en sus obras, los momentos más apasionantes e íntimos, y lo lograba aplicando colores aparentemente más limitados, que solo demostraban la maestría y las grandes destrezas del pintor.

Manejaba sus cuadros con composiciones más simples, sin efectos en la pintura, ni significados ocultos. Reflejaba la cotidianidad de un hogar francés frente a la opulencia de la vida de la nobleza.

Obras como “La gobernanta” y “La Fregona” se diferenciaban y caracterizaban por el uso de colores tenues, que aportaban una brisa de intimidad y calor que solo se pueden percibir en un ambiente hogareño.

Curiosidades y momentos importantes en la vida de Chardin

  • Colores: en sus obras se caracterizó por el uso de tonos oscuros, con poco brillo. De este modo, él mismo lograba alcanzar sus momentos de inspiración.
  • Naturaleza muerta: en sus representaciones es posible encontrar una constante referencia a esta modalidad expresiva. Su pasión por ello, empezó cuando un cazador le pidió que le pintara un viejo rifle de caza. Desde entonces, Jean Baptiste Siméon Chardin quedó fascinado por ello.
  • Escenas de género: Jean Chardin se inició en este tipo de representaciones porque el pago que recibía por las pinturas de naturaleza muerta era muy bajo. Fue debido a la profunda necesidad económica que abordó otros estilos artísticos.
  • Matrimonio: fue 1731 Jean Chardin contrajo nupcias con Margarita Saintard. Esto fue siete años luego de haber firmado un contrato de compromiso matrimonial con ella.
  • Imaginación: esta era la más acentuada carencia de Jean Chardin y fue lo que más costo desarrollar. Por esta razón, sus primeras obras de escena no fueron muy valoradas, pero sí muy criticadas.
  • Encuentro con Luis XV: Jean Chardin fue presentado en 1740 a Luis XV de Francia y fue el mismo Philibert Orry, mano derecha del rey, quien lo llevo.
  • Amistad con el Marqués de de Marigny: fue gracias a su gran amistad con este marqués que Chardin logró obtener una pensión de 500 libras.
  • Tesorero de la Academia: en 1755 el rey Luis XV nombró a Chardin como tesorero de la academia y le asignó una casa oficial en las galerías del Louvre.
  • En 1769 y gracias a su nuevo cargo de tesorero, Chardin recibió un salario vitalicio que ascendía a las 2000 libras y que aumentó con el pasar de los años.
  • Fallecimiento del marqués de Marigny: tras este acontecimiento, la relación de Chardin con el nuevo marqués no fue tan buena y esto le ocasionó serios problemas en la academia, hasta el punto de dimitir.
  • Fallecimiento de Jean Chardin: el 6 de diciembre del año 1779 Jean Simeon falleció en su vivienda del Louvre. Tras su muerte, el conde de Angevilliers negó la concesión de una pensión a su viuda.

Obras más importantes

Las obras de Jean Chardin constan de naturaleza muerta y escenas de género, siendo muchas de ellas altamente apreciadas aún, por sus detractores. Algunas de las más importantes son:

Decora tu hogar con una obra de Jean Baptiste Siméon Chardin

El bufett

- El bufett - Jean Baptiste Siméon Chardin 1728
– El bufett – Jean Baptiste Siméon Chardin 1728
Fuente: Wikimedia.org [Public domain]

Gracias a esta obra, el autor logró ganar un lugar en la real Academia de Pintura y Escultura.

En esta obra el objeto central son los alimentos con un gran frutero lleno de melocotones. Sin embargo, una naranja a medio pelar le presentó un reto para su creatividad y le permitió demostrar que sí lograba imaginar esos trazos.

A la vez, el perro, siempre móvil, le fue bastante difícil de plasmar, pero al final logró un resultado genial que le generó elogios.

Bodegón con gato y raya

Bodegón con gato y raya de Chardin
– Bodegón con gato y raya – Jean Baptiste Siméon Chardin 1727
Fuente: Wikimedia.org [Public domain]

En esta obra los protagonistas principales son un gato con vida y una raya colgando de un anzuelo. A diferencia de otros bodegones, este no cuenta con frutas, sino que es la vívida representación de los bodegones holandeses.

Junto al bodegon de “El Bufett” estos fueron los que le hicieron ganar un lugar con los grandes de la real academia. Consecuencia de la inclusión de animales vivos, lo que representaba un gran reto para cualquier artista de la época. Así como de su excelente combinación de colores.

Bendición

La Bendición Jean Baptiste Siméon Chardin 1740
-Bendición – Jean Baptiste Siméon Chardin 1740
Fuente: Wikimedia.org [Public domain]

Esta fue una de las obras que Jean Chardin obsequió al rey Luis XV y que tras su muerte fueron olvidadas. Pero años después fueron rescatadas y la burguesía les otorgó un nuevo valor.

La característica de esta obra es que capta con precisión la forma cómo los burgueses eran realmente en su vida cotidiana. Esto se caracterizaban por el ahorro, orden y honor, por lo que en sus relaciones familiares no desbordaban los lujos y el derroche que la clase plebeya creía.

De igual forma, algo que atrajo la atención hacia estas obras fue que Chardin no abandonó los colores oscuros. En cambio, los integró con su nueva forma de concebir el arte mediante las escenas de género. Por ello, se conserva hasta la fecha como una de sus mejores obras.

Deja un comentario