Pintura de acción

numero_7_jackson_pollock

La pintura de acción o «action painting» se trata de un estilo impulsivo y cargado de pintura gestual abstracta en el que los pigmentos se salpican, se derraman o gotean enérgicamente sobre un lienzo, que suele colocarse boca arriba en el suelo.

Aunque este tipo de pintura automática ha sido utilizada por diferentes artistas implicados en diferentes movimientos, como el surrealismo, se asocia principalmente con la New York School of American Abstract Expressionism de las décadas de 1940 y 1950, y con el pintor Jackson Pollock (1912-56), apodado «Jack the Dripper». Cuando surgió por primera vez, esta técnica, fue vista como uno de los eventos más revolucionarios en el arte americano.

El acto de pintar

El nombre «action-painting» fue utilizado por primera vez en 1952 por el crítico norteamericano Harold Rosenberg (1906-78), en una revista de arte de vanguardia llamada «The American Action Painters», que apareció en la edición de diciembre de Art News.

Según Rosenberg, la pintura de acción daba total libertad a los impulsos creativos del pintor, y hacía que el acto de pintar fuera más importante que la obra misma. Esta visión se hacía eco de la de expresionistas abstractos como Pollock, Franz Kline (1910-62) y Willem De Kooning (1904-97), que habían defendido durante mucho tiempo la idea de que la pintura era un escenario en el que el artista estaba inmerso en una lucha creativa espontánea. En su opinión, la pintura era un drama de autorrevelación.

Otro influyente crítico de arte, Clement Greenberg (1909-94), se mostró igualmente interesado en la idea de la «lucha» de tipo existencial, citando las superficies picadas, coaguladas y empastadas de las pinturas como evidencia física de lo que había ocurrido.

Influenciados por el surrealismo

La influencia del surrealismo, y el uso del automatismo en el arte para dar libre expresión artística a la mente subconsciente, se puede ver claramente en el análisis anterior.

Inspirados en las teorías de Freud sobre el subconsciente, artistas surrealistas como Andre Breton (1896-1966), Andre Masson (1896-1987) y Joan Miró (1893-1983) estaban totalmente convencidos del uso de este tipo de técnicas de pintura involuntaria y espontánea, todo lo cual tuvo un impacto significativo en los expresionistas abstractos posteriores.

Jackson Pollock y la pintura de acción

Después de los experimentos de otros pintores abstractos como Hans Hofmann (1880-1966) y Lee Krasner (1908-84), el propio Pollock comenzó a emplear la técbica de la pintura de acción en 1947, en parte como resultado de la experiencia de los surrealistas, y también, inspirado tras ver cómo los indios navajos de Nuevo México hacían sus pinturas de arena rociando tierra en el suelo para formar intrincados patrones.

Jackson_Pollock_Numero_1A

Otra posibilidad es que Pollock hubiera oído hablar de los experimentos realizados en Nueva York durante la guerra por el artista surrealista emigrante Max Ernst (1891-1976), que se casó con Peggy Guggenheim, una de los mecenas más importantes de Pollock. Ernst desarrolló un método para usar la pintura que goteaba de una lata colgante.

Pollock trabajó de manera improvisada y espontánea, bailando alrededor de la tela, vertiendo, salpicando y goteando pintura sobre ella. De esta manera, afirmaba estar canalizando sus impulsos internos directamente sobre el lienzo. Aún así, siguió sin poder articular con precisión lo que ocurría durante los combates de acción-pintura.

Variaba entre la total inspiración incontrolada: «Cuando estoy en mi pintura, no soy consciente de lo que hago» ; y el control de su obra: «Cuando estoy pintando… Puedo controlar el flujo de la pintura, no hay ningún accidente».

Los extraordinarios métodos de trabajo de Pollock fueron ampliamente difundidos por Hans Namuth, cuyas dramáticas fotografías capturaron al artista trabajando en su estudio en 1950.

Abstracción Gestual

Otros exponentes de la pintura expresionista abstracta, en particular Kline y De Kooning, utilizaron métodos similares, aunque no en la misma medida que Pollock. Entre ellos, abandonaron muchos de los conceptos tradicionales de composición, espacio, volumen y profundidad, permitiendo que la plenitud del plano de la imagen ocupara el centro del escenario. Aclamados por la crítica de arte (a excepción del crítico de arte del New York Times John Canaday) como herederos de una tradición artística -que se remonta a los cuadros de Water Lily de Claude Monet- cuya característica definitoria es la realización de marcas sobre una superficie plana, formaron el núcleo del estilo de «abstracción gestual» del Expresionismo Abstracto.

Este estilo textural altamente activo, contrastaba con el lenguaje más silencioso conocido como Colour Field Painting, practicado por gente como Mark Rothko (1903-70), Clyfford Still (1904-80), Barnett Newman (1905-70), en el ala opuesta del movimiento.

En Europa, el Expresionismo Abstracto es conocido en términos generales como Art informel, y la pintura de acción como Tachisme.

Pinturas de acción famosas

Podría decirse que los mejores ejemplos de pintura de acción de Jackson Pollock incluyen:

One (Number 31) (1950) Museum of Modern Art, Nueva York.
Autumn Rhythm (Número 30) (1950) Metropolitan Museum of Art, Nueva York.
Lavender Mist (Número 1) (1950) National Gallery of Art, Washington DC.
Blue Poles (Número 11) (1952) National Gallery of Australia.