Pintura encáustica

La pintura eucáustica es una técnica de pintura en la que los pigmentos se mezclan con cera líquida caliente. Los artistas pueden cambiar la consistencia de la pintura añadiendo resina o aceite (este último para usar en lienzo) a la cera. Después de aplicar la pintura sobre el soporte, que suele ser de madera, yeso o lienzo, se pasa un elemento calefactor sobre la superficie hasta que las marcas individuales del pincel o de la espátula se funden en una película uniforme. Este «quemado» de los colores es un elemento esencial de la verdadera técnica encáustica.

La cera encáustica tiene muchas de las propiedades de la pintura al óleo: puede dar un efecto muy brillante y atractivo y ofrece grandes posibilidades para un trabajo elegante y expresivo con el pincel. Sin embargo, las dificultades prácticas de utilizar un medio que debe mantenerse caliente son considerables. Aparte de la mayor sofisticación de los métodos modernos de calefacción, la técnica actual es similar a la descrita por el erudito romano del siglo I Plinio el Viejo. La pintura encáustica fue inventada por los antiguos griegos y fue llevada a la cima de su perfección técnica por el pintor de género Pausias en el siglo IV a.C.Características: Ventajas y desventajas

Características: Ventajas y desventajas

La pintura encáustica es tan versátil como cualquier otro medio de pintura, y tiene una serie de ventajas en cuanto a texturas y colores que la convierten en una excelente alternativa a la pintura al óleo en muchas situaciones diferentes. Capaz de ser pulida a un alto brillo, puede ser modelada, esculpida y combinada en obras de técnica mixta con collages y otros objetos de arte basura.

Lo más importante es que se enfría casi inmediatamente, con un tiempo de secado mínimo, pero, cuando se le aplica calor, siempre se puede volver a trabajar. Y como la cera de abeja es impermeable, no se deteriora, ni se oscurece o amarillea. Las pinturas encáusticas no necesitan ser protegidas bajo cristal. Además, la encaústica es más segura para el medio ambiente, ya que no emite gases tóxicos y no requiere el uso de disolventes. Su única desventaja es la necesidad de mantenerse en estado fundido, aunque las herramientas modernas han hecho de esto una tarea relativamente trivial.

Orígenes e Historia de la pintura encáustica

Retrato_del_niño_de_Eutyches_-
Retrato del niño de Eutyches – Anónimo

La pintura encáustica tiene su origen en la Antigüedad Clásica. Según el historiador romano Plinio, que escribió en el siglo I d.C., fue supuestamente inventada por artistas griegos durante la época de la pintura clásica griega (c.480-323 a.C.), utilizando técnicas tomadas de pintores de barcos que incorporaron cera para impermeabilizar los cascos de sus navíos (Plinio incluso menciona los nombres de dos artistas que se formaron inicialmente como pintores de barcos.)

Rápidamente se convirtió en uno de los principales métodos de pintura en el arte egipcio, griego, romano y bizantino, especialmente en el arte bizantino cristiano. Plinio también registró que la pintura encáustica se empleaba en la escultura y otras artes plásticas, para la coloración de obras de mármol y terracota, ya que, cuando se calentaba, la mezcla de cera y pigmento tenía una calidad adhesiva particularmente fuerte.

Retratos de momias de Fayum

La pintura encáustica fue ampliamente utilizada en la pintura de paneles, en la pintura clásica y más tarde en la griega helenística. Desafortunadamente, debido a la naturaleza perecedera de estos paneles de madera, no se ha conservado ni un solo panel griego de cualquier calidad, ni ninguna copia romana. Las mejores pinturas encáusticas que se conservan son los Retratos de Momias de Fayum, de estilo griego (c.50 a.C. – 250 d.C.) pintados por pintores griegos en Egipto.

Fueron descubiertos alrededor de la cuenca de Fayum, al oeste del Nilo, al sur de El Cairo, en las cercanías de Hawara, Achmim y Antinoopolis.

Tras las victorias de Alejandro Magno (356-323 a.C.), una numerosa población griega se estableció en Egipto, donde pronto adoptaron las costumbres de la comunidad nativa, incluida la momificación de sus muertos. Por lo general, las familias acomodadas encargaban un retrato del difunto, que se colocaba en la momia como monumento conmemorativo. Estos retratos se han convertido en uno de los hallazgos más célebres del arte egipcio post-piramidal.

La pintura encáustica y el arte Bizantino

El icono más antiguo conocido de Cristo Pantocrátor, encáustico sobre tabla – (Monasterio de Santa Catalina).

El estilo de arte religioso conocido como iconografía (iconos), que se desarrolló en los monasterios de la iglesia bizantina oriental, también utilizaba pintura de cera encáustica sobre paneles de madera portátiles. La mayor colección de estas obras de arte se encuentra en el monasterio de Santa Catalina en el Sinaí, fundado en el siglo VI por el emperador Justiniano.

Durante la Edad Media en Europa Occidental (c.400-800), la pintura encáustica cayó en desuso y fue reemplazada por el temple en los siglos VIII y IX. El témpera era un proceso más rápido, fácil y barato que su rival más laborioso y costoso. Sin embargo, la tradición encáustica fue ampliamente utilizada en la pintura medieval en toda la zona ortodoxa oriental, incluyendo Rusia y Constantinopla. Especialmente en la Escuela Novgorod de Arte Icono (1100-1500).

Los pintores más grandes de iconos rusos, utilizaron métodos encáusticos y de temple. Theophanes el Griego (c.1340-1410), fundador de las escuelas de Novgorod y Moscú; Andrei Rublev (c.1360-1430), el icono más famoso de Rusia; y Dionisio (c.1440-1502), el último gran maestro del arte ruso medieval.

La pintura encáustica en la era moderna

Artistas europeos como Vincent Van Gogh (1853-90) y Julius Schnorr von Carolsfeld (1794-1872) añadieron cera a la pintura al óleo para facilitar la separación de las zonas claras de color. En el siglo XX, la técnica de la pintura encáustica fue retomada en los murales mexicanos creados por Diego Rivera (1886-1957), así como por el artista americano Jasper Johns (1930), padre fundador del Pop Art, que la utilizó en varios cuadros de la bandera americana.